MINISTRO EMPLEOS 16 [640×480]

Ministro del Trabajo señaló que “no dejaremos solos a los trabajadores de Iansa”

Desde la obra en construcción más grande de la Región Metropolitana, que actualmente cuenta con 600 trabajadores, y que durante 2019 proyecta tener contratados a 1.000, el ministro del Trabajo se refirió a los niveles de crecimiento del empleo y anunció el comienzo del programa de fiscalizaciones asistidas a empresas constructoras por parte de la DT.

Durante el año 2017, de las 550 fiscalizaciones efectuadas, el 90,18% terminó sin una infracción final, es decir, a través de este programa, se logró un alto nivel de cumplimiento. En tanto, se registró un total de 111 sanciones por un monto de $146 millones.

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, junto al director Nacional del Trabajo, Mauricio Peñaloza, visitaron a trabajadores de la construcción para conversar sobre el programa de fiscalización asistida a empresas constructoras que comienza a realizar la Dirección del Trabajo, para inspeccionar a las empresas respecto del cumplimiento de sus obligaciones legales en la protección de la salud y la vida de sus trabajadores.

“Desde el proyecto de construcción más grande de la Región Metropolitana, queremos transmitir nuestro compromiso firme y decidido de hacer crecer a nuestro país, de generar más y mejores empleos. Esta semana hemos tenido noticias que demuestran con claridad que estamos creando empleo en Chile, el Fondo Monetario Internacional coloca  a Chile como el país que más va a crecer en la proyección en los próximos 12 meses. La encuesta de empleo de la Universidad de Chile lo confirma, estamos creando empleo a tasas que no veíamos hace mucho tiempo”, aseguró el secretario de la cartera.

En esta línea, el ministro Monckeberg agregó que “actualmente estamos en record de inversión extranjera en Chile, la misma inversión que estuvo estancada por cerca de cuatro años, hoy día está subiendo y muy rápido. Es por ello que queremos transmitir un mensaje de optimismo, porque el empleo de calidad es la primera tarea de nuestro gobierno. Para nosotros crear trabajo no es un tema de número, queremos transmitir en cada una de nuestras acciones que es un problema de calidad, detrás de un trabajador hay una familia y por eso queremos empleos formales, con contrato”.

Con respecto al cierre de la empresa Iansa, el ministro señaló, “el compromiso del gobierno es claro, estamos comprometidos con cada uno de los trabajadores, cerca de los 100 de planta y 250 temporeros: vamos a acompañar a los trabajadores, no los dejaremos solos. En los próximos días recibiremos una propuesta del sindicato de trabajadores, para que nosotros, a través de los instrumentos de Sence, vamos a poner su disposición todos los programas disponibles de capacitación, certificación y reconversión laboral, todo esto con un objetivo: que estos 300 trabajadores esperen lo menos posible hasta encontrar otro empleo. No vamos dejar solos a los trabajadores de Iansa ni a sus familias”.

 Fiscalizaciones asistidas

El objetivo del programa de fiscalización asistida es realizar 550 fiscalizaciones a lo largo del país durante el mes de agosto, específicamente a compañías que cuenten con empresas contratistas y/o subcontratistas y que pertenezcan al sector de la construcción; utilizando para ello una metodología de fiscalización que otorga plazos para que el empleador acredite corrección de las infracciones detectadas. Lo anterior, como una forma de asegurar en el más breve plazo posible el cumplimiento de las disposiciones legales de seguridad y salud en el trabajo.

“Para el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, la seguridad y la salud de los trabajadores es lo más importante que tenemos que resguardar. En estos momentos, hay cerca de 300 trabajadores en esta obra, y también, hay más de 300 familias que los esperan en su casa, con ansias que lleguen sanos y sin ningún problema, es por ello que para nosotros es fundamental fiscalizar y corregir todos los procedimientos para que la tasa de accidentabilidad y mortalidad en el trabajo se reduzcan a cero”, enfatizó el ministro del Trabajo.

“Una vida humana, un trabajador accidentado, tiene un valor incalculable, y por lo mismo es que vamos a redoblar todos los esfuerzos para que este programa se implemente de la mejor manera en todo el país con las 550 fiscalizaciones asistidas que se contemplan, para fiscalizar al detalle y así corregir e inspeccionar que se haya cumplido a cabalidad”, finalizó el secretario de Estado.

El proceso de fiscalización consiste en que la Dirección del Trabajo efectúa una primera visita para verificar el cumplimiento o incumplimiento de la normativa. Tras ello, se otorga un plazo de 30 días y se vuelve al lugar para verificar el cumplimiento.

Este programa está dirigido a empresas que se encuentren desarrollando faenas tales como:

  • Obras de construcción habitacional
  • Obras de construcción no habitacional
  • Excavaciones
  • Túneles
  • Movimientos de tierras
  • Construcción de pilas de socalzado
  • Obras gruesa
  • Trabajos en altura

“A partir del mes de agosto vamos a realizar este programa de fiscalización asistida colaborativa en el rubro de la construcción, y por aquellas faltas que identifiquemos daremos un plazo de 30 días para que las subsanen, salvo que se trate de una falta grave y que afecte la salud o la vida de los trabajadores, donde cuyos casos vamos a tener que decretar la suspensión inmediata de las labores. Por ello, esperamos que las empresas tomen los resguardos y así reducir la tasa de accidentabilidad, donde el año pasado fue de un 4,1% en este rubro”, explicó el director Nacional del Trabajo, Mauricio Peñaloza.

Durante 2017, las sanciones más recurrentes fueron: no suprimir los factores de peligro en el lugar de trabajo; no disponer de duchas con agua fría y caliente; no contar con comedores completamente separados y con mesas y sillas de material lavable; no mantener protegidas las instalaciones eléctricas o de gas, entre otras.